Carta abierta a Arcadi Espada, defensor de la violación de los derechos humanos en España en el diario El Mundo

Estimado Arcadi Espada,

Soy uno de esos “hijos tontos, enfermos y peores” a los que la sociedad debe “sufragar el coste de los tratamientos”, a los que te diriges en tu artículo “Crímenes contra la humanidad”, publicado en tu blog de El Mundo, el Día 9 Mayo de 2013.

Obviamente, por lo que escribes, soy para ti un ser costoso, inferior e indeseable en esta sociedad. Lo curioso es que he leído que eres un gran periodista, intelectual y muy activo en la lucha política. Vaya, ¡qué curioso, algunos “tontos” también somos muy activos en la lucha política y la defensa de nuestros derechos humanos!

La verdad es que a estas alturas me da igual que personas que se consideran superiores como tú vayan diseñando la sociedad del futuro con lo que consideran “progreso”, y algunos llamamos eugenesia o selección de la raza. Pero sí me gustaría que, ya que opinan, al menos se documentaran.

Entiendo que hablas de derechos humanos de oídas, porque, por lo que escribes, parece que no has leído ni una sola línea de ninguna de las Convenciones vigentes. Sin embargo, algunos “tontos enfermos y peores” sí nos dedicamos a estudiarlas y defenderlas. ¡Es que los “tontos” tenemos unas cosas…!

Como eres un intelectual, te animo a que leas la Convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad (diversidad funcional) de la ONU que esta vigente en este país desde el año 2008.

También te animo a que leas las recomendaciones que el Comité de la ONU hizo al estado español en el año 2011.

Cuando hayas leído esos documentos, quizá cambies de opinión, o quizá no. Pero no deberíamos volver a hablar hasta que los leas, porque los “tontos” ya sabemos por tu texto que te encanta reformar y diseñar a tu medida de todo el sistema de derechos humanos, denunciando lo contrario de lo que son.

¡Hay que ver!, tantos cientos de miles de personas trabajando durante tantos años para construir un sistema de derechos humanos, y luego tiene que venir un ser “superior” a darle la vuelta y pensar que tiene que estar a su medida; una medida contraria a todo lo establecido en ellos.

Ya que estamos, también te animo a que leas algo sobre el programa de eugenesia de Hitler para que veas que tu opinión sobre “sufragar los tratamientos” no es nada novedoso. Se hicieron muchos carteles con este mensaje en Alemania en los años 30.

Como buen intelectual, espero que sepas leer inglés. Seguro que sí, si algunos “tontos, enfermos y peores” lo hacemos, ¿cómo no lo va a hacer un ser intelectual y superior como tú?

Sólo tengo una recomendación para ti: vete comprando elixir de la vida, o hazte inmortal, no sea que todos los que opinan como tú consideren que los tratamientos que necesites cuando seas mayor sean un despilfarro para la sociedad y no dispongas de ellos.

La ventaja de los “tontos” es que vivimos felices disfrutando de nuestra condición de “discapacitados”, porque simplemente nos consideramos diferentes. Eso sí, sufrimos la discriminación, el desprecio y la minusvaloración de la parte de la sociedad que piensa como tú. Una parte de la sociedad que niega lo evidente: nacimos frágiles y moriremos frágiles, y de esa fragilidad viene nuestra fortaleza.

Salud y Divertad,

Javier Romañach

Un “tonto, enfermo y peor” que aprendió a escribir y a pensar a pesar de algunas personas y actitudes

PD -pongo en copia de este mensaje al Foro de Vida Independiente y Divertad, una pequeña muestra de los más de 3 millones de “tontos, enfermos y peores” que viven en este país a pesar de actitudes como la tuya.