Archivo de la etiqueta: Ley Vida Independiente

Miembros del FVID en la Marcha del 2015 sosteniendo una pancarta con el lema 'Nada sobre nosotros/as sin nosotros/as'

Propuesta del Movimiento de Vida Independiente remitida a la Comisión de reconstrucción social y económica del congreso de los diputados

Desde hace tiempo las personas que integramos el Movimiento de Vida Independiente venimos advirtiendo de la necesidad de fomentar la asistencia personal como derecho y como la mejor opción para que las personas discriminadas por su diversidad funcional puedan llevar una vida en igualdad de oportunidades incluidos en la sociedad. Para este objetivo se hace necesaria una ley específica de Vida Independiente y Asistencia Personal al margen de la actual ley de dependencia, que desarrolle y refuerce el derecho para toda aquella persona que lo solicite. Bajo este criterio hemos considerado que esta es una buena aportación para la reconstrucción social y económica que frene los efectos de la pandemia en nuestro país. Por todo ello nos hemos dirigido a dicha Comisión en los siguientes términos:

La Federación de Vida Independiente (FEVI), el Foro de Vida Independiente y Divertad (FVID) y la asociación SOLCOM (para la solidaridad comunitaria de las personas con diversidad funcional y la inclusión social), como referentes del Movimiento de Vida Independiente (MVI) en España, queremos dirigirnos a la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica constituida en el Congreso de los Diputados con el ánimo de contribuir con nuestra propuesta a la progresiva y más óptima resolución de la crisis sanitaria y humanitaria generada por la COVID-19. Estamos convencidos de que puede ser de enorme utilidad para el conjunto de la población llegado el momento de recomponer la estructura y el ámbito de los cuidados.

El sustrato ético, político y jurídico en el que se cimienta el MVI se corresponde íntegramente con el espíritu que emana de la “Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” de la ONU. Este tratado de Derechos Humanos se orienta por completo hacia la vida en comunidad y explícita en el artículo 19 el derecho a la vida independiente, posteriormente desarrollado y concretado en la “Observación general núm. 5 (2017)”, que insta a la paulatina desinstitucionalización.

De la misma manera, los objetivos de la agenda 2030 van en ese sentido, así como las directivas europeas, que remarcan que no se pueden utilizar fondos comunitarios europeos para institucionalizar y sí para el fomento de la vida en comunidad.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Promoción de la Autonomía personal y atención a la Dependencia (LEPA) en el año 2007, venimos observando que las limitaciones que encierra esta norma impiden el fomento y promoción del sistema de Asistencia Personal que, a nuestro parecer, visto el efecto dramático con el que la pandemia ha impactado en el modelo residencial en el que se viene apartando a las personas con diversidad funcional y mayores, es la mejor opción para vivir incluido en la comunidad y alcanzar la igualdad de oportunidades. Y hubiera contribuido a mitigar parte de los efectos lesivos que han incidido sobre la vida de estos colectivos en esta crisis.

En base a esta convicción y con el conocimiento que nos da la experiencia de años como pioneros en el Estado en la formación y gestión de las Oficinas de Vida Independiente (OVI), entendemos que la mejor contribución que podemos hacer se concreta en la elaboración de la que hemos dado en llamar LEY DE VIDA INDEPENDIENTE Y ASISTENCIA PERSONAL como disposición desligada de la LEPA, propiciando un cambio sustancial y avanzando en las políticas públicas del Estado dirigidas a los cuidados, los derechos humanos y civiles.

Concretando la intencionalidad y alcance de nuestra propuesta, remitimos a esta Comisión la propuesta de Ley que hemos redactado para someterla a cuantos análisis y revisiones sean precisas con el fin de que se recojan todas las especificaciones para su progreso, brindando también para esa tarea política todo nuestro bagaje de conocimiento y experiencias cultivado desde hace más de una década.

El FVID reivindica la desintitucionalización

«Adoptar una estrategia de desinstitucionalización que apueste por el impulso de la vida independiente en comunidad con los apoyos necesarios, y garantizar el acceso en igualdad de condiciones a los servicios de salud sexual y reproductiva para todas las mujeres y adolescentes con discapacidad» (https://www.cermi.es/es/actualidad/noticias/el-cermi-se%c3%b1ala-los-derechos-econ%c3%b3micos-sociales-y-culturales-como-horizonte-de)

Así se expresa el CERMI en una nota de prensa lanzada en agosto. Y realmente estamos de acuerdo con la desinstitucionalización y la verdadera apuesta por herramientas de vida independiente como pueden ser la vivienda accesible, la educación inclusiva o la asistencia personal. Lo malo es que las autoridades e incluso entidades estrechamente vinculadas con el propio CERMI continúan clamando y manteniendo nuevos y viejos centros institucionales, así se refleja en las actuaciones de, al menos asociaciones que están dentro de Federaciones como COCEMFE, PLENA INCLUSIÓN o ASPACE, socios fundadores del CERMI y destacados miembros de la plataforma representativa de la discapacidad. (Ver enlaces a noticias de prensa más abajo)

El Gobierno riojano aporta un millón de euros para la residencia de Asprodema
Fegadi Cocemfe aumenta 22 plazas para Gravemente Afectados
La Laguna contará a mediados de 2020 con el primer centro especializado para personas con síndrome de Down en Canarias
Aspace abrirá su residencia en septiembre con 16 plazas concertadas

No es la primera vez que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) se expresa de este modo ni la primera vez que el Foro de Vida Independiente y Divertad responde con evidencias que dejan en entredicho la legitimidad de las palabras y obras del CERMI. Así, el año pasado ya nos pronunciamos contra las políticas anticuadas de las administraciones que nos gobiernan, subrayando que los centros residenciales no son sostenibles ni conformes a la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

De nuevo hacemos hincapié en la necesidad perentoria de implantar un sistema ordenado y equilibrado de desinstitucionalización, de finalizar la tan esperada regulación y mejora de la asistencia personal y la accesibilidad a la vivienda por parte de nuestro colectivo. Entendemos que las leyes y tratados internacionales de derechos humanos están para cumplirlos, no podemos mantenernos en silencio durante más tiempo. Como el premio nobel de literatura de mediados del siglo XX, Thomas Mann, afirmamos que “La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad.”

No podemos esperar más dilaciones en las políticas de nuestras autoridades que nos segregan por nuestra diversidad funcional, por tanto ya es hora de que se pongan todos los medios necesarios para evitar la dependencia y promover la vida independiente. Desde el Foro de Vida Independiente y Divertad venimos proponiendo la creación de una Ley de vida independiente, con la que poder llevar a cabo una vida inclusiva en igualdad de oportunidades. Tendemos la mano al CERMI para que apoye y respalde ese proyecto ante nuestros representantes políticos y la administración gubernamental. Al mismo tiempo, instamos a este Comité a que tome las medidas efectivas para “adoptar una estrategia de desinstitucionalización que apueste por el impulso de la vida independiente en comunidad con los apoyos necesarios”