“Hay que cambiar la Ley de Dependencia”

Javier Romañach, del Foro de Vida Independiente, pide una caja común como la de las pensiones

Un nuevo marco económico, político y jurídico para una ley diferente que atienda las demandas vitales de las personas con diversidad funcional (discapacidad). Ésa es la pretensión del Foro de Vida Independiente que rechaza la actual Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia porque “promociona la dependencia y el café para todos”, según su presidente, Javier Romañach.

javier_romanach_mini

Romañach afirma que la aplicación de la denominada Ley de Dependencia en los tres años de vigencia “ha sido peor de lo previsible por que nunca estuvo bien diseñada económica, política y jurídicamente”.

El fundador del Foro de Vida Independiente pronunció la conferencia Fragilidad y diversidad humana como reto común de todas las políticas sociales, en la capital grancanaria dentro del II Campus de Estudios Sociales de La Caja de Canarias, en el Cicca.

Las dificultades de aplicación de la Ley y los recortes impuestos en el último año justificados en la crisis no son los causantes de su fracaso, según Romañach. “No ha dado buenos resultados porque está mal diseñada y porque está concebida por los políticos como una ayuda al pobre dependiente, a personas ajenas a la mayoría de la sociedad”.

De manera que, en el ámbito económico, la nueva propuesta tendría que apostar por la homogeneidad de las ayudas en una caja común, equiparable a la que garantiza las pensiones. Desde el punto de vista político permitiría llevar a cabo un proyecto de vida elegido por la persona, evitando el café para todos y la tabla rasa; y, en el ámbito jurídico, acabar con la desigualdad “de facto de la actualidad. No tendríamos diecisiete Españas”.

Las Palmas de Gran Canaria. 9/05/2010. AUTORA: Carmen Santana.
FUENTE: LaProvincia.es